Diy San Valentín ♥ Corazón roto de arcilla polimérica

Corazón roto modelado en arcilla polimérica (fimo). Paso a paso para hacer este corazón con mensaje, con una técnica fácil y sencilla. 


¡Ya estamos en febrero!! y ¿qué nos trae este mes?  además del carnaval... San Valentín.  Y cómo este año el carnaval, en concreto, el miércoles de ceniza, y San Valentín coinciden, siempre podemos disfrazarnos de un quemado cupido 👀 Harto de tanto corazón, que es precisamente lo que vamos a hacer hoy, un corazón roto modelado en arcilla polimérica. 💔
Si comienzas a ver corazones por todas partes... eso se llama...


Es muy fácil de hacer, así que no os preocupéis si no habéis trabajado antes con este material. Se hace en unos pocos pasos y con una técnica muy sencilla.

Materiales

  • Arcilla polimérica (varios colores)
  • Rodillo
  • cúter y/o cuchilla
  • Herramientas para modelar (una cilíndrica y otra con punta fina)
  • Pinturas acrílicas (negra, blanca, un tono más oscuro que el color del corazón)
  • Pinceles 


El modelado del corazón es muy sencillo. Solo tenemos que formar una bola con la arcilla. Y para darle forma de corazón, rodamos con la palma sobre una superficie lisa, presionando de un lado para ir sacando punta. Para la parte de arriba, solo tenemos que presionar en el centro con un objeto cilíndrico hasta formar una hendidura, que divida en dos partes la semiesfera, formando la característica forma de los corazones (los falsos, no los anatómicos)


Con una herramienta de punta fina, dibuja las heridas y grietas sobre el corazón. Para resaltar y dar mayor profundidad, con un pincel de punta fina, pinta el interior de los surcos con pintura acrílica negra.


Con una pintura con un tono más oscuro del color del corazón, sombrea los laterales, dando pinceladas, con el pincel previamente descargado de pintura

Y con pintura blanca, da unos toques de luz, con la misma técnica, en la zona superior del corazón.


Para modelar la tirita, solo tienes que hacer un pequeño rectángulo y un cuadrado. Redondea las esquinas del rectángulo y coloca el cuadrado sobre él, justo en el centro.

Con la herramienta de punta fina, haz pequeños puntitos sobre el rectángulo, para simular la textura de una tirita.


Para el parche, corta otro pequeño cuadrado (con arcilla de otro color) y colócalo sobre el corazón.

Y para las costuras, solo tenemos que hacer un cordón fino de arcilla (p. ej. marrón), corta trocitos y colócalos, formado cruces, a modo de costuras.


Por último, vamos a colocar unos puntos de sutura. Haz otro cordón igual que el anterior, pero esta vez, de color negro. Corta trocitos y colócalos sobre las heridas, esta vez, un trozo por cada punto.


La arcilla polimérica se endurece en el horno. Coloca el corazón sobre una fuente acta para horno y sigue las instrucciones de tiempo y temperatura que figuren en el paquete de tu arcilla. Según la marca puede variar.

Ten cuidado al sacar la pieza del horno ya que estará caliente. Y espera a que haya enfriado para manipularla. 

Solo falta elegir el acabado. Si te gusta un acabado mate, puedes dejarla así o aplicar un barniz mate, no modificará el aspecto pero protegerá la pieza. O utilizar un barniz brillante si te gusta más ese acabado. Para mi corazón he utilizado un barniz cerámico.



Si quieres ver todo el proceso de elaboración de forma más detallada, aquí tienes el vídeo:




¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+

No hay comentarios :

Publicar un comentario