Caja metálica decorada.


Está es otra de las cajas de metal que voy acumulando. No puedo evitarlo, ya comenté que las latas son mi perdición, soy incapaz de tirarlas. Aunque están en continua competición con los frascos de cristal...

En esta ocasión le llegó el turno a una caja de dulces marroquíes. Para ser fiel a mi misma, volví a olvidar hacer una foto de como era antes de decorar, así que no puedo mostrar el cambio. 

Lijé un poco el esmalte que traía la lata para que la pintura se aplicará mejor y eché una primera capa de pintura para metales color marrón oxido.  
Sobre esta, otra capa de pintura acrílica verde, sin llegar a los bordes, dejando ver el marrón. Potencié el efecto oxidado aplicando con una esponja toques de pintura azul y naranja óxido, principalmente por los bordes y algunas zonas donde quería dar aspecto de oxidado.


Para decorar la tapa utilicé un transfer y unos sellos. En los laterales de la caja marqué unas filigranas con pintura dorada aplicadas con plantilla y la técnica del stencil. 


Por ultimo una capa de barniz transparente mate para proteger. 

De momneto la uso para guardar mis esponjillas y aplicadores de tinta caseros, bien baraticos que me han salido :) 

No hay comentarios :

Publicar un comentario