DIY decoración Halloween: Velas sangrientas y velas arañas


¿Hacemos un trato?

Se acerca la fecha más terrorífica del año, y ya estamos pensando en cómo decorar nuestra casa. 

Podemos empezar a disfrutar de esta tenebrosa noche haciendo nosotros mismos la decoración.
No hay nada más satisfactorio que hacer las cosas uno mismo y poder enseñárselo a todo el mundo.

Voy a proponer unas sencillas manualidades para decorar la casa como merece tan terrorífica ocasión.

Este post está dedicado a las velas, un clásico de decoración de terror.

Vamos a hacer unas velas sangrientas, velas con sangre chorreando, y unas velas de arañas
aterrorizantes
. No dan mucho miedo, pero son una cucada...



Ambas son muy fáciles de hacer.  Este es un video con el paso a paso: 



1. VELAS SANGRIENTAS


La idea es crear el efecto de que la velas sangran y resbala sangre por la vela.

Para hacer estas velas solo necesitamos:
  1. Vela blanca
  2. Vela roja
  3. Algo para encender la vela (mechero, cerillas...)

 El procedimiento también es muy simple. Solo tenemos que prender la vela roja e ir dejando caer la cera, que se va derritiendo, sobre la vela blanca.



Otra versión de estas velas son las elaboradas con crayones de cera. Sustituimos la vela roja por lápices de cera de color rojo y la repartimos por la vela imitando la sangre.

Tenemos que derretir los crayones primero, yo lo he hecho con una pistola de calor, podemos hacerlo en el microondas o al fuego en un cazo.






Así se ve la vela sangrienta hecha con crayones



También podemos usar esta técnica con velas oscuras, para tratar de conseguir un efecto tétrico.

La siguiente es una vela negra, hecha con crayones azul oscuro y morado.

2. Velas arañas


Estas arañitas son aún más fáciles de hacer. Necesitamos

  1. Vela redonda
  2. Limpiapipas
  3. Ojos para muñecos



 Los limpiapipas van a ser la patas de la araña. Solo tenemos que marcar donde queremos las patas, 4 a cada lado, y clavar los limpiapipas en la vela utilizando el alambre que tiene el limpiapipas en el interior.

Doblamos y moldeamos los limpiapipas para darles aspecto de patas.

Dependiendo del tamaño de las velas tendréis que adaptar el largo, yo corté mis limpiapipas por la mitad.



Por último, colocamos los ojos. Algunos ya vienen con pegamento incluido, es ese caso solo tenéis que despegar el papel y directamente pegar los ojos. Si no, podéis hacerlo con un poco de cera derretida, aunque al ser plástico puede que no pegue bien.

Yo los he pegado con una gota de silicona caliente. Podéis usar otro tipo de adhesivo, pero si vais a prender la vela, no debe ser inflamable.


En un momento tenemos unas velas para nuestra decoración. Son rápidas, sencillas y fáciles de hacer. Y dan un toque original y casero a nuestra decoración.


¡Qué tengáis un buen fin de semana!
Ciao

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Facebook Twitter Instagram Pinterest Google +

No hay comentarios :

Publicar un comentario