Crayon art: cómo hacer cuadros con ceras de colores


¡Hola a tod@s!!!

Hoy exploramos nuestra vena más artística. Vamos a hacer un cuadro de crayones (ceras) de colores.

Son muy fáciles, rápidos y entretenidos de hacer. Es una manualidad ideal para hacer con los peques. Son muy sencillos, con materiales fáciles de conseguir, pero quedan muy chulos.


Si queremos montar nuestra propia galería de arte en casa ya no tenemos excusas ;)

 Materiales que necesitamos:
  1. Lienzo
  2. Crayones
  3. Pistola de calor o secador de pelo. 
  4. Pistola de silicona y barras de silicona
Hasta aquí los materiales para hacer un cuadro simple solo con crayones. Si queremos hacer un dibujo en el cuadro, como hice yo, emplearemos:
  1. Plantilla de stencil
  2. Pintura acrílica
  3. Pincel o esponjilla    


Las plantillas que he utilizado son caseras, en una entrada anterior explicaba cómo podemos hacer nuestras propias plantillas. La ventaja es que podemos elegir los dibujos que más nos gusten.

También podemos comprar una plantilla... o hacer el dibujo a mano alzada si se nos da bien dibujar.

Si no has visto la entrada y quieres saber cómo hacer tus propias plantillas, pincha en el link.


No todas las ceras derriten igual de bien, hay que tener esto en cuenta a la hora de elegir. Las plásticas no valen, no de derriten bien. Las ideales son las ceras blandas, las de formato jumbo. Suelen venir con un papelito cubriendo la cera para que no manchen.


Con todos los materiales listos, comenzamos a hacer el cuadro

Lo primero es hacer el dibujo. Colocamos nuestra plantilla en la zona del lienzo donde queramos que vaya, la fijamos para que no se mueva, y a pintar.

Con un pincel o una esponja, con toquecitos, vamos rellenando los huecos de la plantilla con la pintura. 

Retiramos la plantilla con cuidado, y ya tenemos nuestro dibujo en el lienzo. 



Mientras que termina de secar completamente la pintura, vamos a ir preparando las ceras. Cunden muchísimo, por lo que no he utilizado las ceras enteras, sino que las he cortado. En el primer cuadro que hice, las corté por la mitad, y aun así quedó mucha cera por derretir. En el segundo, que es más pequeño, las corte más, en cuatro trozos cada cera. 


Con la pistola de silicona pegamos las ceras en el borde superior del lienzo, formando una hilera.


Antes de derretir los crayones, protegemos la imagen, tapándola con un poco de cinta adhesiva o cinta de pintor, para que no quede cubierta por la cera 



Con las ceras pegadas al lienzo y las figuras tapadas, ya podemos comenzar a derretir las ceras: ¡Mi parte favorita!

Colocamos el lienzo en vertical para que las ceras deslicen hacia abajo formando el dibujo colorido.  Hay que proteger bien la zona donde vamos a trabajar, sino, lo pondremos todo perdido, las ceras caerán sobre donde hayamos colocado el lienzo y pueden salpicar alrededor. Yo he puesto hojas de papel de periódico, debajo del lienzo y detrás, para proteger la pared. 


Nos armamos con la pistola de calor o el secador, y ya podemos empezar a derretir las ceras. Solo tenemos que ir aplicando calor sobre ellas y empiezan a derretirse y a caer por el lienzo. 


Ya solo falta retirar la cinta que hemos puesto para proteger el dibujo y hemos terminado nuestra "obra de arte"


Si queréis ver el proceso en video, en este podéis ver como he hecho el cuadro de Mary Poppins.



Habréis visto lo fácil que es, y lo poquito que necesitamos para hacerlos.

¡Hasta pronto!
Ciao

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Facebook Twitter Instagram Pinterest Google +

No hay comentarios :

Publicar un comentario