Invernadero casero con cobre y madera



¡¡¡Hola a tod@s!!!

Cuando llega el frio, todos los años tengo el mismo problema: se me hielan las plantas. 

Me gustan mucho las plantas, además de que suelo cultivar plantas aromáticas para hacer infusiones o extractos. El problema es el espacio, en el interior sería como vivir en la selva, así que las tengo en el exterior en una pequeña terraza. Más de una no sobrevive al invierno, se congelan directamente. Normalmente las cubro con plásticos, acabo con toda la terraza forrada y resulta muy complicado regarlas.

Este, no quería pasar por la misma odisea de todos los años, quita plástico, riega, pon plástico, lo levanta el aire... se congelan. Por lo que pensé en poner un pequeño invernadero en un lateral de la terraza, que pudiera abrir y cerrar fácilmente y protegiera las plantas. La idea inicial era comprar uno.

Había visto gente que hacia muebles y adornos con cobre, las típicas tuberías y conectores de cobre, utilizados en fontanería, y con listones de madera. Tenía ganas de probar hacer alguna cosilla, un revistero, un portavelas... y se me ocurrió: voy a empezar a lo grande... me voy a hacer yo misma el invernadero con esta técnica.



Compré conectores de cobre y listones de madera, los mios son de 18 mm de diámetro, los hay más grandes. Y dos tablas de madera de pino, cada una mide 110 x 50 cm.

Solo hay que ir uniendo los listones con los conectores de cobre, dando la forma que quieras.

Tiene dos plantas. Coloqué dos barras a lo largo de cada una para sujetar las tablas, además de las de los laterales.









En la parte de arriba, lleva otra barra, a lo largo, para sujetar el plástico, y que no se venza sobre las macetas.


Una vez montada la estructura con los listones y los conectores de cobre, solo hay que colocar las tablas.

Teñí la madera con una mezcla de betún de judea, aceite de linaza y esencia de trementina. Y para proteger la madera, apliqué dos capas de barniz incoloro para muebles de exterior.


Lo último fue armar la cobertura de plástico. Compré un plástico fuertecito, en realidad creo que es para hules, lo venden por metros. Uní los laterales cosiéndolos con una cinta, formando un rectángulo, un poco más grande que mi estructura para que entrara bien.

Se abre con dos cremalleras por la parte delantera, para que sea fácil regar las plantas sin necesidad de quitar el plástico.




Ya lo tengo colocado en la terraza, así que ya puede legar el frío 💨

Ciao.

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Facebook Twitter Instagram Pinterest Google +

No hay comentarios :

Publicar un comentario