Diy. Bolsas con paños de cocina.


¡Hola a tod@s!


Hoy quiero enseñaros unas bolsas que he hecho utilizando paños de cocina. Son muy fáciles de hacer, sobre todo si como yo, se hace la bolsa del tamaño completo del paño. Como ya vienen con los bordes rematados,  con dos trapos del mismo tamaño, solo hay que coser tres de los cuatro laterales, y a falta de las asas, la bolsa está montada.

Con las caras del derecho enfrentadas, se cosen los dos laterales y la parte de abajo, dejando solo abierta la parte superior.

 

Este es el modo más simple ¡claro!, se puede hacer una bolsa más elaborada, currándoselo un poco más. Luego podemos ponerle forro, cierre o más complementos si queremos.

De momento he hecho estas tres, no descarto hacer otras algo más pequeñas.
Quería bolsas grandes que me permitieran utilizarlas para ir a la playa o piscina, al campo... meter la toalla y demás, ahora que se acerca el veranito. O para utilizarlas como bolsas de la compra.

No las he hecho fondo, pero como son bastante grandes, el interior es muy amplio.  Solo he puesto cremallera a la bolsa amarilla, porque está si quería que quedara bien cerrada.

En total he utilizado 10 trapos. 
Pensaréis que no salen las cuentas

Es porque dos de ellas son reversibles. Primero pensé en poner forro, para que no quedaran tan pobres y enquencles. Cuando fui en busca de trapos con los que hacer las bolsas, encontré varios modelos del mismo trapo, y pensé en utilizar cuatro trapos por bolsa, haciéndolas reversibles y así... 2 x 1. Puedo ir cambiando el dibujo de la bolsa y como son dobles tienen más cuerpo y son más resistentes.



Para la tercera bolsa, con un estampado y color mucho más veraniego, plastifiqué el interior para que fuera impermeable,  y no se me mojara nada, nada, nada, cuando esté sufriendo bajo el sol.



Además, salen muy baratitas, este año voy a tener variedad de modelos que sacar de paseo.  (❛‿❛✿̶̥̥)




1ª Bolsa reversible. 
2ª Bolsa reversible


A la tercera bolsa, además de plastificar el interior le puse una cremallera para poder cerrarla completamente y  rematé el borde superior con una cinta al bies negra.

Para plastificarla, utilicé vinilo de color naranja. Suelo plastificar las telas con forro para libros transparente, pero como quería que además de impermeabilizar la bolsa sirviera como forro, probé a utilizar vinilo adhesivo con color, que es más grueso que el forro para libros. Con el vinilo la tela queda más consistente pero funde peor, por lo que no queda tan adherido,  aunque como va cosido por los bordes, evita que se pueda desprender por algún lado y para hacer la bolsa va bien.



El método para plastificar con vinilo es el mismo que utilizando forro transparente.  Por si queréis ver como se hace os dejo un video donde explico cómo plastificar telas con forro para libros.





Las asas de la primera bolsa, la de las ciudades, están hechas con un viejo cinturón. Para las otras dos, utilicé cinta para persianas, la compré muy barata en una tienda multiprecio.





Tengo que ir a la búsqueda de más trapos que me gusten. La verdad es que estas bolsas salen muy económicas y se tarda muy poco en hacerlas.

Espero que os haya gustado la idea y si es así, que os animéis a llevarlo a la práctica.

Ciao. 👋≧◉ᴥ◉≦

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Facebook Twitter Instagram Pinterest Google +

2 comentarios :

  1. Quedan chulisimas, ya me veo en busca de trapos jeje.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Jeje, Cada vez que veo un trato que me gusta... ya no veo un trapo, visualizo una bolsa. Besos.

      Eliminar