decorar frascos de cristal 1: imitando tarros de botica antigua. como envejecer papel.



Hola a tod@s!!

Guardo todos los frascos y botellas de vidrio que se ponen en mi camino. En mi casa  me preguntan  con temor si lo quiero, antes de tirarlo. Digo con temor, porque imaginan que la respuesta será "SI", y tengo un montón, ocupando hueco, esperando darles uso

Me he propuesto ir sacando tandas y decorarlos,  para darles una segunda oportunidad. He pensado en ir haciendo entradas y mostrando como lo voy haciendo.

El destino final de muchos de ellos será como contenedor para macerados,  extractos  de plantas, tónicos, aguas florales, etc. que hago para cosmética natural. Aun así me gusta  tunearlos, queda mucho más monos, con el frasco decorado y sus etiquetas. 

La primera tanda tiene aire vintageHe empezado por decorar botellas. La mayoría son botellas de jarabes, las limpio y las reutilizo porque el cristal ámbar es el más adecuado para conservar sustancias de alteraciones por la acción de la luz.

El resto son recipientes de sales de baño y aceites terminados, e incluso, hay uno de un Ambientador Mikado, que también guardé cuando se acabó.



Las antiguas boticas o farmacias, eran lugares muy curiosos,  en los que cremas infalibles y ungüentos milagrosos, convivían con crece pelos  y extraños mejunjes.

Quizá por eso, me gustan mucho los frascos antiguos de medicamentos, pero son objetos de coleccionistas y sale el cristal un poco carito.




Pensando en qué hacer con tanto frasco, se me ocurrió, que al menos podía tratar de imitar tales antigüedades, utilizando botellas que se asemejaran a las usadas antaño, y envejeciendo un poco las etiquetas,  para que parecieran antiguas.

Las etiquetas las busqué por internet y las imprimí. La mayoría son del blog "zoom, diseño y fotografía".  Tiene un montón de etiquetas e imágenes muy chulas para descargar.

Utilicé la técnica del café, para dar aspecto de envejecido al papel y que parecieran botellas deterioradas por el tiempo.

 Si queréis saber cómo se hace, seguir leyendo.

Como envejecer papel con café


Lo primero es preparar el café. Mezclamos agua con café... el azúcar no es necesario ;). Yo utilizo café instantáneo, se hace en un momento. Cuanto más café pongamos más oscuro quedará el papel, la cantidad dependerá del color que queráis conseguir.


En una bandeja u otro recipiente, donde nos quepa el papel y tenga bordes para que no se salga el café, extendemos la hoja que queramos envejecer y vertemos el café encima, cubriéndola por completo.

Tenemos dos opciones. Una envejecer el papel con el dibujo o texto que queramos ya impreso, o bien, envejecer el papel en blando y después imprimir el diseño.

En el segundo caso las imágenes quedaran más marcadas, en el primero el aspecto de envejecido es mayor pero los diseños se difuminan y se ven peor.


Dejamos un ratito la hoja sumergida en el café y sacamos la hoja, con mucho cuidado porque se rompe con facilidad.

Ahora podemos, simplemente, ponerlo a secar en alguna superficie, o, y esto es lo que yo hago porque me gusta mucho más el resultado, colocamos el papel, insisto, con mucho cuidado, sobre un trozo de papel de aluminio. Lo pongo sobre la placa de vitrocerámica con una temperatura bajita. Con el calor comenzará a tostarse el café y aparecerán zonas más marcadas que otras.

 No os asustéis si sale un poco de humillo y se oye un chisporroteo... y cuidado con el tiempo, y poner demasiado calor, que se puede quemar el papel,  lo digo por experiencia.

Si no tenéis vitro, podéis aplicar calor con una pistola de calor o un secador de pelo. También podéis usar una plancha eléctrica de cocina, era lo que usaba yo antes de tener la vitro. El procedimiento es el mismo, se coloca encima de la plancha, sobre un trozo de papel de aluminio, con cuidado de que no se queme.



Por último, lo dejamos en una superficie o lo colgamos para que termine de secar. También podemos poner sobre la hoja un trapo y pasar un poco la plancha, quedará seco en un momento. Y si vais a imprimir el diseño después de envejecido, quedará más liso para que pase mejor por la impresora.


Una vez seco podemos imprimir nuestras etiquetas y montar nuestros frascos retro de medicamentos.

Decorar los frascos

No tiene mucho misterio, solo hay que colocar las etiquetas en las botellas.



Podemos arrugar el papel para potencial el aspecto de viejo.







Para que las etiquetas no se estropeen y sean más resistentes, aplico un barniz plastificador en spray.




Cuando este seco las recortamos.



Antes de pegarlas, limpiamos el cristal con un algodón y un poco de alcohol.

Para adherir las etiquetas sobre el vidrio utilizo cola de contacto en spray



Algunos de los tapones de metal,  los pinté imitando óxido para aumentar el efecto de deteriorado por el tiempo. (Algunos... son 2)

 Y eso es todo. Aunque por lo largo del post no lo parezca, es un procedimiento muy sencillo, y me gusta mucho el resultado.


¡¡Ahora a pensar que hacer con la siguiente tanda!!  ▂⊙

Ciao.
¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Facebook Twitter Instagram Pinterest Google +

Leer más...

Como hacer una cestita-dulcero de goma eva.



Hola a tod@s!

Esta entrada es para explicar cómo se hacen las cestitas de goma eva que utilicé en el anterior post, como cesta para los huevos del fofucho conejo de Pascua.

Ya comenté entonces que estaba preparando una entrada. 

Son muy fáciles de hacer y quedan muy decorativas.

Pueden usarse como dulceros, como bolsa de pequeños regalos, como complemento de muñecos, y lo que se os ocurra...

Al final de la entrada hay un video, también con el paso a paso, por si no os apetece leer.  ‿‿


Aquí tenéis otros modelos  ↓

 

    Materiales


Lámina goma eva (foami) Pegamento                         
Cúter o tijeras
Lápiz
Regla


Para decorar (opcional)

Tinta o rotuladores (de un color que combine con el foami)
Ganchos para encuadernación, de papelería.











Procedimiento

Primero tenemos que cortar 6 tiras de nuestra lámina de goma eva. Marcamos las medidas en la lámina. 4 tiras de 3 x 20 cm, 1 de 3 x 26 cm y 1 de 1,5 x 25 para el asa de la cesta.

Recortamos las 6 tiras con un cúter o unas tijeras.  




 Segundo, tintamos los bordes de cada una de las tiras para que haga más contraste. Y redondeamos uno de los bores de la tira de 3 x 26, que será la parte que haga de cierre de la cesta  (en esta cesta se me olvido y lo hice más tarde, de ahí que el color de la foto sea distinto)


 Tercero, sobre la tira más larga, la de 3 x 26 cm, vamos pegando, empezando por el extremo sin redondear, las 4 tiras de 3 x 20cm en fila.


Cuarto, Pegamos los extremos de las tiras, empezando por la primera, a continuación de la última que hemos pegado, cruzándola sobre las tiras, y por la misma cara por donde hemos pegado el otro extremo.



Continuamos del mismo modo con las otras tres tiras, hasta que estén todas pegadas.



Quinto, unimos las dos partes. Pegamos el sobrante de la tira del borde de la cesta sobre el otro extremo   (en realidad queda un poco más de sobrante pero me confundí y la corte de 25 cm le largo. Fue una ejecución llena de fallos LOL)

Así queda por debajo una vez juntemos las partes. 


Sexto, ponemos el asa. La última tira que nos queda, la de 1,5 x 25 cm, pegamos cada uno de los extremos en los laterales de la cesta, por el interior.


 

Séptimo, si queremos que quede más decorativo, podemos ponerle a modo de cierre y de enganche de las asas unos ganchos de encuadernación, de los que se usan para las carpetas.




 Simplemente los clavamos atravesando la goma eva, no hace falta agujerarla antes, con apretar un poco, pasa muy bien. Abrimos los cabos al otro extremo para que se sujete y ya está.





 Cesta terminada:


He grabado un video por si no se entendía muy bien la explicación o no queréis estar leyendo todo el rollo. Esta vez con las medidas correctas ☺





Con lo sencilla que es la cesta, la entrada se ha hecho largísssima! Enhorabuena si llegasteis hasta el final...  ٩(-̮̮̃•̃)۶

Ciao. 


¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Facebook Twitter Instagram Pinterest Google +

Leer más...