Como hacer una caja de luz para calcar, con una caja de vino.



Hoy quiero enseñaros como he hecho mi caja de luz casera. No puede ser más sencillo. Para mí es una herramienta muy útil, la uso muchisimo, tanto para calcar en papel, como en tela, dibujos, patrones... también la utilizo con el pirograbador para hacer plantillas de esténcil.

 Estoy encantada con mi cajita!!


{Para el sistema eléctrico, he utilizado tubos fluorescentes pequeños, de los que ya vienen con el soporte, el cable y el interruptor. Si queréis utilizar bombillas, necesitáis además un casquillo para la bombilla. 

La caja de vino, lo ideal son las que llevan tapa deslizable, sino tendréis que poner algún sistema para sujetar la lámina de metacrilato a la caja.}




Hacemos un agujero en un lateral, será por donde salga el cableado del sistema eléctrico. Yo lo hice con un taladro y una broca  para madera.

 

 



El siguiente paso es pintar la caja de blanco, esto es para potenciar el efecto luminoso. Lo que hay que pintar es el interior, el exterior podéis dejarlo tal cual o pintarlo como queráis. Yo ya que estaba, me emocioné y lo pinté todo de blanco. 


Colocamos los fluorescentes en el interior de la caja y pasamos los cables por el agujero.
Ponemos la lámina de metacrilato por los rieles, a modo de tapa, y ya está lista nuestra caja de luz.  



Para utilizarlo solo tenemos que poner el dibujo que queremos calcar sobre el metacrilato y encima de este, sobre lo que queramos calcarlo. 


Y esto es todo, espero que os sea útil.
 
Leer más...

Lámpara con botella de licor y tulipa de maya de gallinero.



Hola a tod@s;


Esta es la segunda lámpara que hago con una botella de vidrio, y no será la última, de hecho, ya tengo otra botella vacía pendiente de ser agujereada. 

La primera la hice con una botella de Larios, en un anterior post hay fotos de la lámpara y los materiales necesarios para realizarla → Aquí.

¿Nunca habéis terminado el contenido de una botella y habéis pensado...que botella tan botina, es una pena tirarla?  Pues eso me pasó a mí con esta de licor de hierbas, me gustaba hasta la etiqueta, así que la guardé para hacer otra lámpara y por fin llegó su turno. 

 



Como mi intención era colocarla sobre el cabecero de mi cama, y no es que haya mucho espacio, necesitaba una tulipa pequeña, que no diera contra la pared. 
Cambié la tela que llevaba por maya de gallinero. Apliqué pintura en spray plateada, y coloqué cuentas de bisutería para que no se viera tan sosa. 


Le falta una bombilla un poco más decorativa...


La maya, simplemente la corte a la medida, a la medida pequeña, porque no calculé los centímetros que necesita para doblar la maya sobre la varilla y engancharla, y me quedó un poco más baja de lo que quería :(
Y como he dicho, simplemente hay que ir doblándola alrededor de las varillas de la tulipa. Es un material flexible, se dobla fácilmente.

Aquí está, en su reducido espacio, haciendo su función. 




Espero que os haya gustado. Hasta la próxima.

Leer más...

Diy. Calendario perpetuo de madera.

Hola!!

Si, ya se que estamos en febrero y los calendarios son cosa de principios de año, pero lo empecé a hacer en Diciembre y no he tenido tiempo de acabarlo hasta ahora. De todas formas, como es un calendario perpetuo y  sigue sirviendo cuando acabe el año... no pasa nada, el próximo Enero ya lo tengo para inaugurar el año.

Tratando de dar uso a otro de los recortes de tablones que voy acumulando de otros trabajos, se me ocurrió hacer un calendario perpetuo.
A principios de año siempre ando buscando calendarios, Así resolvía el problema, solo hay que ir modificando las fichas de madera de los días y el mes.




Montaje de la estructura


Lo primero que hice fue lijar bien el tablón, estaba un poco deteriorado,  tenía restos de un barniz anterior y se había oscurecido y ensuciado bastante.
Una vez lijado tomé todas las medidas de donde debían ir cada uno de los listones y la separación entre ellos e hice las marcas en el tablón.



Lo siguiente fue cortar los listones a la medida del ancho del tablón. Utilice dos listones de medidas distintas. Uno mas finito, que coloqué debajo, y otro más ancho puesto encima del anterior para crear unos rieles por donde se meterían y quedarían sujetas las fichas con los números de los días.



Los fijé con cola de carpintero y una vez seco, aseguré con clavos pequeños sin cabeza.

Lo siguiente fue montar el cajón de la parte de abajo, donde se guardan las fichas que no estén en uso en el mes correspondiente.
Utilicé otro tablón, donde dibujé unas ondas para hacer mas decorativo el borde y lo corté con una sierra de calar para marquetería.



Los laterales y el bajo del cajón, son trozos de listón más ancho, pero olvidé hacer fotos del montaje del cajón. También está fijado con cola de carpintero y clavos.

Lo último fue cortar y lijar  lo que serían las fichas para los días y los meses. Las primeras son de un listón de pino, cortadas con sierra de mano,  y para los carteles de los meses utilicé una lámina de contrachapado, contados con la sierra de calar, e hice los agujeros para poder colgarlos,  con un mini taladro de marquetería.







Pintura y decoración


Una vez tenía toda la estructura montada, apliqué un tinte de nogalina para oscurecer la madera.
Después le dí una patina verde oliva. Y por último con la técnica del pincel seco, fui aplicando pintura blanca par darle mayor contraste.




Para los días de la semana utilicé pequeñas letras de madera de scrab. Las pinté imitando los colores del óxido.
Los letreros de los meses están decorados en decapé blanco sobre marrón, y con papeles decorativos. Los nombres están hechos con una plantilla de stencil. También lijé y tinté los bordes para
envejecer.





Los días del mes también están hechos con stencil, en blanco sobre fondo amarillo.




Las cuatro fichas sobrantes para completar las cinco semanas que componen el tablero, están pintadas en blanco. Las imágenes son transferencias. 




Y para terminar la decoración, pinté unas figuras de madera, también de scrab,  y las pegué en la cabecera del calendario.















 Y terminado!!!  La entrada se ha hecho un poco larga... no tanto como el proceso, si me descuido lo acabo para el año que viene.



Aquí ya está colocado para el mes de febrero, solo falta colgarlo.










Leer más...

Diy. Como terjer con un tricotín y hacer una bufanda de cordones.



Holaaa! compré hace algún tiempo un tricotín. Fue una de esas compras impulsivas y absurdas ¡No sabía para que servía! Vi que era algún tipo de aparatejo para tejer y estaba en oferta... estaba entre unos saldos del Carrefour, y me lo llevé. Si, sin saber muy bien para qué servía ni qué podría hacer con él. :(

Para sentirme menos culpable, un día me puse a investigar por internet que podía hacer con él. Venía envuelto en un plástico, pero no tenía una etiqueta con el nombre del aparato, ni instrucciones, ni nada.  Puse todo tipo de cosas tontas en google  "aparato redondo con clavos, mini telar redondo, tubo para tejer", sin resultado, hasta que por fin... lo encontré.


   

 ¡Era un tricotín!  



  
Y al parecer servía para hacer cordones


 
Así que me puse a practicar haciendo cordones con un ovillo de lana que tenía sin uso. Luego solo había que pensar que podía hacer con ellos.

 Se pueden dar diferentes usos a los cordones, desde asas para bolsos, collares, pulseras, broches... en internet hay muchas ideas, una vez que sabes lo que buscas. 


Lo primero que hice fue una bufanda. Una vez que tenía varios cordones, se me ocurrió unirlos entre sí para formar una bufanda de cordones con una textura original.



El procedimiento es muy simple: 




Primero hacer tantos cordones como ancha quieras que sea la bufanda y del largo  que desees. 



Una vez tengas todos los cordones solo tienes que unirlos con lana, como si se tratara de un telar o como se hace el trenzado simple en cestería.  Pasando la lana por los cordones uno por arriba, otro por abajo, arriba, abajo... Así vamos uniendo todos los cordones. 

Cuando llegamos al final de la tira rodeamos con la lana el cordón si seguimos trenzando en la otra dirección, de una punta de los cordones hasta la otra punta.  


Una vez hayamos pasado la lana de un extremo a otro, uniendo todo el largo de los cordones, damos unas puntadas en los extremos. Yo puse unos flecos con la misma lana para decorar. 



Por si no sabéis como se usa el tricotín he preparado un vídeo mostrándolo, se me hacía muy complicado explicarlo escrito.  







 
Hice en total 10 cordones, mi bufanda no es muy ancha ya que la lana era finita y los cordones no son muy grandes, con una lana más gruesa quedaría más ancha o haciendo más cordones. Para una lana mas gruesa podéis necesitar un tricotin también más ancho, con el agujero más grande Eso depende de cómo la quiera cada uno.  Tampoco es muy larga, pero se arregla haciendo más largos los cordones, obviamente. 


Si queréis ver que tal sienta, aquí tenéis a Lola haciendo de modelo, a ella el tamaño la viene perfecto:  


Leer más...

Como hacer un cojín y una pelota de fieltro. Con moldes.




Seguimos con manualidades para los peques de la casa. Esta vez trabajando con fieltro.
Una suave y mullidita pelota de fieltro y un bonito cojín para la habitación de los niños. Son muy fáciles de hacer,casi todo el trabajo consiste en  unir las partes y rellenar.

En el interior de ambos, he incluido unos cascabeles, para que suenen cuando se muevan.

Lo primero que tenemos que hacer es imprimir o calcar los moldes, he usado estos:











 Los pasamos al fieltro y recortamos. Tenemos que hacer un total de 6 piezas.






Si vamos a poner algún tipo de adorno, en mi caso he puesto flores en el cojín, y estrellas y lunas en la pelota, este es el momento. Los unimos a las piezas antes de coserlas entre ellas, después resultará más difícil.

Recortamos las figuras y las cosemos a las piezas. Estos son los moldes que he usado para mis figuras.

 Una vez tengamos todas las figuras cosidas a las piezas, comenzamos a unir las partes. Para que fuera más resistente, primero las cosí a máquina por la parte interior, y después hice unas puntadas en el exterior con lana, más decorativo.

Enfrentamos las caras de las piezas, sujetamos con alfileres y cosemos unos de los laterales. Vamos uniendo de este modo las piezas hasta que completermos las 6.


Una vez tengamos unidas todas, tenemos que dar la vuelta al tejido. Por uno de los huecos que quedan en los extremos,  en la union de los vértices.  Vamos pasando con cuidado el fieltro hasta que quede volteado por completo el tejido.

Cortamos dos círculos de fieltro. Cosemos el primero en uno de los extemos y rellenamos con guata para relleno. 


Cosemos el segundo círculo en el otro extremo. Y con esto habríamos terminado el trabajo

Podemos hacer una costura decorativa en las uniones de cada pieza, yo las hice antes introducir el relleno.

Y este es el resultado final!






Espero que os guste y os animéis a ponerlo en práctica, son muy facilitas de hacer.

Hasta la próxima!!

Leer más...